¿COMO PREPARAR UNA BUENA TAZA DE TÉ?

Tal vez, algunos de vosotros os estáis sintiendo atraídos por este

fascinante mundo de olores y sabores que nos ofrece el té; por sus múltiples beneficios que tiene en nuestra salud: es antioxidante, protege al sistema inmunológico, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares,  ataca la anemia, aporta hidratación, es diurético, sin calorías…

En próximos post os iremos contando los diferentes tipos de tés y sus beneficios.

Pero, a lo mejor, a la hora de haceros vuestra primera taza de té, os preguntáis: ¿Tengo que dejar que el agua hierva mucho tiempo? ¿Cuánta cantidad de té tengo que poner? ¿Cuánto tiempo tengo que dejar el té en reposo?…..

Lo que queremos es que, esta primera taza de té sea perfecta y lo que es más importante ¡que la disfrutéis!

Por eso, os dejamos unas reglas para que os preparéis una deliciosa taza de té:

1.- Use solo agua fresca: Utilice agua directa del grifo o de la botella. Asegúrate de solo hervir el agua una vez. Si la hierves más de una vez, los niveles de oxígeno en el agua se reducirán y esto hará que el té tenga un sabor “Plano”

2.- Caliente el agua a la temperatura adecuada: La temperatura correcta depende del tipo de té a beber; así por ejemplo:

-Tés blancos o verdes: muy por debajo del punto de ebullición (60 – 70      grados). Cuando el agua hierva, apaga el fuego y deja que el agua enfríe por 30 segundos para el té blanco y 60 segundos para el té verde

-Oolongs: 80 grados

-Tés negros: el agua debe estar en hervor continuo 95 grados. El error más común es dejar el té negro en infusión en agua que no esté lo suficientemente caliente, lo cual puede evitar que se desarrollen las sustancias activas en el té negro.

-Pu-erh: hervor continuo completo 95 grados

Pero claro, no todo el mundo tiene un termómetro a mano cuando nos preparamos nuestra taza de té, por eso, retira el hervidor del fuego antes de que empiece a hervir o deja que se enfríe un poco si ha empezado a hacerlo.

3.- Use solo té de alta calidad: Una buena taza de té se obtiene de hojas de buena calidad.

4.- Use la cantidad de agua correcta: Una cucharadita de té para una taza de tamaño medio (unos 300 ml) por persona.

5.- Reposo: Los buenos tés necesitan su tiempo para una buena infusión, se requiere una media de 3 minutos para quelas hojas desprendan todo su sabor; así por ejemplo, el tiempo de reposo del  té verde es entre 2 y 3 minutos, el té rojo 3 minutos y el negro entre 4 y 5 minutos.

6.- Caliente la tetera o la taza: No tiene ningún sentido poner agua hirviendo en una tetera o taza fría, lo único que conseguiremos es que baje de inmediato la temperatura de agua y el té no estará tan delicioso. Por eso te recomendamos que agregues  un poco de agua hirviendo a las tazas individuales (las tazas de cerámica y porcelana retienen bien el calor) y dejes  que el agua repose hasta que la taza esté tibia y luego vacía el agua.

7.- Si tomas el té con leche: Si lo preparas en una tetera y lo pasas después a la taza, pon la leche en primer lugar y después el té. Si lo preparas en una taza, pon la leche después de sacar las hojas o la bolsita donde hayas puesto el té.

Y por último DISFRUTA DE TU DELICIOSA TAZA DE TÉ: Deja que se enfríe un poco, si lo tomas muy caliente no apreciarás los deliciosos sabores  y tómate tu tiempo para disfrutar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 16 =